Como Prevenir el Asma causado Por el Ejercicio

asma provocado por el ejercicio

Asma Causado por el ejercicio o AIE (Asma Inducido por el Ejercicio), Como respirar libremente cuando este tipo de asma nos deja sin respiración.

El ataque de asma causado por el ejercicio es una experiencia bastante desagradable, tanto para la persona que la sufre como para todos los que están a su rededor.

La mejor, forma de explicarlo sería imaginarnos que intentamos respirar mientras una gran mano nos tapa la boca.

El asma se caracteriza por la hipersensibilidad de los pulmones al ambiente exterior.

Esta sensibilidad produce síntomas que van desde los espasmos de los tejidos que rodean los tubos bronquiales, hasta la inflamación de dichos tubos produciendo todo ello un exceso de mucosidad que obtura los canales de la respiración.

Los conocimientos médicos sobre los mecanismos que producen los ataques de asma causado por el ejercicio han aumentado considerablemente durante los últimos años.

Aún así, más de 5000 personas mueren anualmente por culpa de esta enfermedad.

Los especialistas en alergias, dividen en las notas en dos categorías básicas: extrínseca intrínseca.

Asma extrínseca

El asma extrínseca, es la versión más común, y va asociada a una reacción alérgica profunda hacia varias sustancias.

Asma intrínseca

El asma intrínseca no guarda relación alguna con las alergias.

Es consecuencia normalmente de una infección en las vías respiratorias altas, como un fuerte resfriado con una gripe.

No obstante existe un tercer tipo de asma producido directamente por un esfuerzo físico.

Los médicos se refiere normalmente a él como el ASMA INDUCIDO POR EL EJERCICIO (AIE).

APE

El marco del problema.

En los últimos juegos olímpicos celebrados en Río de Janeiro en 2016, a 67 de los participantes se les diagnosticó AIE.

Pero esto no evitó que 41 de ellos ganasen medallas en baloncesto, ciclismo, natación y waterpolo.

En el momento actual, el 3% de los americanos parecen asma.

De estos, un 90% puede que parezcan también AIE.

Del 12% de la población que parece alergias, pero no asma crónico.

Un 30% experimentará Asma causado por el Ejercicio y un tres o 4% de los que no parecen aparentemente de alergias mi asma, sufrirán también APE.

Estas estadísticas nos indican que el AIE es algo bastante común que puede darse incluso en personas que no hayan sufrido nunca de asma.

Para tomar conciencia de esta situación, es necesario entender la cadena de acontecimientos que la provoca.

Asma causado por el ejercicio

¿Qué sucede?

Cuando una persona empieza entrenarse, el ejercicio dilata normalmente los tubos bronquiales, lo cual produce lo contrario de los síntomas del asma.

Esta broncodilatación se cree debido a un exceso de secreción de epinefrina.

Dado que la epinefrina dilata los tubos bronquiales, es normal que se trate como si fuera un ataque de asma.

El AIE aparece a los cinco minutos de empezar el ejercicio y alcanza su punto álgido a los cinco o 10 minutos de haber terminado el atleta el entrenamiento.

Los síntomas son: opresión en el pecho, dificultad en la respiración, tos y en ocasiones dolor en el estómago.

Si el atleta continúa entrenándose, la segunda fase del AIE aparece una vez finalizado el ejercicio, y dura unos 30 o 60 minutos.

Se piensa que lo que provoca el AIE Es un enfrentamiento de los tubos bronquiales junto con la inhalación de aire frío y seco.

Los pulmones están recubiertos interiormente con unas células especiales.

Éstas células contienen productos químicos muy sensibles que pueden causar inmediatamente la contracción de los tubos bronquiales si estos se ven afectados por cambios en la temperatura y en la humedad.

(Este es el mecanismo debido al cuál se dan la mayoría de los síntomas alérgicos, aunque el asma alérgico se debe a un componente específico del sistema inmunológico denominado inmunoglobulina E, que no tiene nada que ver con el AIE).

Uno de los productos químicos que segregan estás células es el LTE4, y se piensa que este es el que produce el AIE.

Como prevenir el Asma causado Por  el Ejercicio

El AIE es producido normalmente por los ejercicios largos de baja intensidad, el precalentamiento puede prevenirlo debido a la secreción de epinefrina.

Los ejercicios cortos alternados con periodos de descanso, como el béisbol, el fútbol y el entrenamiento con pesas, suelen ser bastante seguros.

También es importante elegir el mejor momento de entrenar para ti, no estás igual durante todas las horas del día.

La natación es una excepción porque exige respirar aire caliente y húmedo, y normalmente no produce el AIE.

Si disfrutas haciendo ejercicio al aire libre, existen actualmente máscaras especiales que puedes usar cuando hagas esquí alpino, o cuando corras y haga frío.

La máscara evita que se respire aire frío el cual parece ser el causante del Asma causado Por el Ejercicio.

Como es lógico, una forma de evitar el AIE es practicar deportes en equipo, nadar o entrenarse con pesas.

Sin embargo, si no deseas limitar tus actividades deportivas, puedes intentar evitar el AIE mediante medicinas y una dieta.

La medicación para el AIE

La mayoría de las medicinas que se recetan hoy en día para las manos actúan de forma similar a la epinefrina, ya que delatan rápidamente los tubos bronquiales.

Por qué no se utiliza la epinefrina pura?, Por una razón: hay que administrarla por vía intravenosa, y esto además de incómodo es poco recomendable.

Además tiene un efecto secundario, acelera el ritmo cardiaco.

La epinefrina pura se reserva por tanto para casos de emergencia.

Al igual que otras hormonas, la epinefrina actúa atacando los receptores esenciales de determinadas células.

Éstos receptores se denominan receptores Beta, y se dividen en beta uno y beta dos.

Los receptores Beta uno se encuentran principalmente en el corazón y producen la marca por una razón: hay que administrar la por vía intravenosa, y esto además de incómodo es poco recomendable.

Además tiene un efecto secundario, acelera el ritmo cardiaco.

La pena fina pura se reserva por tanto para casos de emergencia.

Al igual que otras hormonas, epinefrina actúa atacando los receptores esenciales de determinadas células.

Éstos receptores se denominan receptores Beta, y se dividen en Beta uno y beta dos.

Los receptores Beta uno

Se encuentran principalmente en el corazón y producen una marcada aceleración del ritmo cardíaco (Lo cual explica también porque las mediciones conocidas como bloqueadores beta se utilizan en ciertos tipos de enfermedades cardiacas).

Los receptores Beta dos

Se encuentran principalmente en los músculos pequeños que recubren los tubos bronquiales y las arterias.

La epinefrina dilata los tubos bronquiales mediante la estimulación de los receptores Beta dos, los cuales a su vez fabrican un producto químico denominado AMP Cíclico que dilata los tubos bronquiales.

Debido a que la epinefrina estimula igualmente los receptores Beta uno del corazón, los especialistas buscaron una sustancia que limitase la estimulación de los receptores Beta dos.

Esto lo hicieron estudiando la estructura básica de la epinefrina en los pulmones y que estimulasen tan solo los receptores Beta dos.

Después de varios intentos encontraron dos medicinas que cumplen estas funciones.

Una era la terbutalina, por vía oral, que producía cierto estado de ansiedad.

La otra medicina se administraban forma de spray y que se llamaba albuterol.

Con solo dos inhalaciones, después que no se mantenían abierta durante 68 horas, con un estímulo cardíaco mínimo.

El albuterol Es considerado actualmente la medicina ideal para el tratamiento del EIA.

No obstante existe otra medicina similar denominada Intal.

Este preparado se diferencia del albuterol en que no cura el ataque de asma una vez iniciado, pero evita que ocurra.

La alimentación para prevenir el Asma Causado por el Ejercicio

Una dieta rica en grasas.

Tenderá Aumentar la formación de ciertos productos químicos mediadores asociados con los ataques de asma.

Este producto químico específico que actúa como precursor es un ácido graso conocido como aricodonico.

Este se encuentra en la carne de vaca y en la leche, si se suprime la ingestión de estos alimentos, se puede evitar la formación de estos productos mediadores.

La vitamina B6

Conocida también como Piridoxina, tiene propiedades contra el asma.

Facilita la producción de prostaglandinas, algunas de las cuales son un potente dilatador natural de los tejidos de los pulmones.

Otro suplemento alimenticio denominado aceite de primavera parece estimular las prostaglandinas pero no existen pruebas de que prevenga el asma.

Ácidos Omega-3

Los ácidos grasos omega tres que se encuentra en muchos pescados, tienen también una acción antiinflamatoria en los pulmones.

Pueden ser muy útiles a la hora de bloquear los productos químicos que produce la fase final del AIE.

Sin embargo, el problema es que no se han realizado investigaciones encaminadas a determinar la dosis exacta necesaria para producir este efecto.

En cualquier caso, no estaría mal comer pescados que contengan omega tres, como la sardinas.

Conclusión

Con la experiencia médica actual sobre el Asma causado Por el Ejercicio, parece que aunque la prevención no es el método ideal, es con lo único que podemos contar de momento.

No hay razón para que no se practiquen deportes debido al AIE.

Una prueba fehaciente con los excelentes resultados obtenidos por atletas que lo parecen y que nos demuestran que el Asma causado por el Ejercicio no es una barrera insalvable.

Se puede controlar mediante un ejercicio efectivo, con unas determinadas técnicas deportivas, con unos buenos hábitos alimenticios y mediante productos farmacéuticos.

Aquí te dejamos un video donde te resume todo lo que te acabamos de contar.

Deja un comentario