Como quitar la resaca y las ganas de vomitar, 5 trucos que funcionan

Un sabor amargo, una sed horrible. La cabeza nos estalla. No cabe la alegría, ni cabe la risa. Es el oscuro amanecer de la mañana siguiente. El poeta que escribió estas líneas sabía perfectamente de lo que estaba hablando. Entonces, ¿se pueden quitar o aliviar la resaca y las ganas de vomitar?

Después de una profunda investigación, esto es lo que sé:

Según afirman diversos estudios, existen varios tratamientos que reducen los síntomas de la resaca como por ejemplo los probióticos porque reducen la permeabilidad y la inflamación intestinal. Otros remedios efectivos son el Ibuprofeno y el Ácido Tolfenámico que inhibe la síntesis de las prostaglandinas.

¿Qué es la resaca de alcohol?

Efectivamente, la resaca es un “oscuro amanecer”, debido a que una serie de células que están completamente KO por todo el cuerpo, tratan de recuperar sus funciones normales después del diluvio de alcohol.

¿Por qué tenemos resaca? Te lo voy a explicar simple y llanamente:

El alcohol, cuando se consume en cantidades ingentes, es un auténtico veneno para nuestro cuerpo, daña las células pudiendo llegar a matarlas. Es lógico que la palabra “ tóxico “ sea la raíz de “ intoxicación“, la resaca es el primer efecto del alcohol, una vez que desaparece la intoxicación.

Síntomas de la Resaca

Sintomas de la resaca

Los síntomas típicos son:

  • Nauseas.
  • Vómitos.
  • Desarreglos intestinales.
  • Pérdida del apetito.
  • En ocasiones diarreas.
  • Calambres intestinales.
  • Dolores de cabeza.
  • Debilidad y falta de energía.

A veces experimentamos el deseo de buscar un agujero y meternos en el. La resaca, en el peor de los casos, hace que nos sintamos muy mal durante 24 horas, y nos deja una sensación de desasosiego durante dos o tres días.

¿Cuándo empieza y cuanto dura la resaca?

Un estudio científico demostró que la resaca comienza 13 horas después de consumir alcohol como una respuesta inflamatoria del organismo por la concentración de varias citocinas. La resaca puede durar hasta 24 horas después del comienzo de los síntomas, el tiempo varía según la tolerancia al alcohol de la persona.

Resaca, ¿cuando ir al médico?

Durante la resaca hay que prestar atención a signos que nos indiquen una intoxicación etílica grave que puede llegar a ser mortal. Los signos más evidentes de esta afección pueden ser: convulsiones, temperatura corporal muy baja, respiración irregular o lenta, ante esta intoxicación hay que solicitar inmediatamente atención médica.

¿Cuánto alcohol es necesario ingerir para tener resaca?

Las condiciones bioquímicas de cada persona son muy diferentes, al igual que las reacciones ante el alcohol, algunos individuos reaccionan incluso con cantidades muy pequeñas. La medicina considera cualquier cantidad por encima de 60 ml diarios de alcohol al 90 %, o su equivalente en vino o en cerveza, como una dosis que puede causar resaca.

La cerveza contiene 42 ml de alcohol por cada 119 ml. Cada 135 ml de vino de mesa contiene 30 ml de alcohol.

También se ha descubierto que algunas personas son muy sensibles a ciertas sustancias que se encuentran en las bebidas alcohólicas, como la malta, el almidón, el trigo, el maíz o cualquiera de los aditivos y conservantes químicos.

Es semejante al síndrome del “ restaurante Chino “, producido por el glutamato monosódico que puede causar dolores de cabeza, debilidad muscular y una especie de resaca, aunque no se haya tomado alcohol.

Las personas que se sienten enfermas después de haber ingerido cantidades relativamente pequeñas de alcohol, y que tienen una reacción fuerte al día siguiente, es posible que sean alérgicas a alguno de los ingredientes del alcohol.

¿Qué se siente cuando está con resaca?

Si pudiésemos ver nuestro cuerpo por dentro después de haber bebido, observaríamos lo siguiente. El sistema nervioso central (el cerebro, la médula espinal y los nervios), es especialmente sensible al alcohol.

La resaca interfiere y desequilibra temporalmente la delicada química del sistema nervioso, el efecto es inmediato. Se produce un impacto directo en la zona media del cerebro, que es la encargada de controlar las náuseas y los vómitos, y en el cerebelo, que es la parte del cerebro que controla el equilibrio.

El alcohol es especialmente tóxico para las células del estómago y de los intestinos, ocasiona trastornos en todo el tracto gastro intestinal durante un periodo de 24 a 48 horas. En algunas personas, una dosis excesiva de alcohol puede acarrear molestias gástricas intestinales, y serias diarreas.

Por medio de las enzimas del hígado, el cuerpo cuenta con los medios naturales para de desintoxicarse de los 30 ml de alcohol que se producen diariamente y de forma natural en la digestión de los hidratos de carbono.

Pero, si bebemos grandes cantidades de alcohol, entonces ese sistema se sentirá agobiado, con lo cual permitirá que el alcohol se introduzca en la corriente sanguínea. Esto conlleva daños en las células y que la sensación de resaca aumente. Beber grandes cantidades en poco tiempo es muy peligroso, ya que el alcohol, al pasar a la sangre, puede llegar a alcanzar niveles mortales.

El alcohol es diurético, es decir estimula la orina. Se origina mucha más cantidad que el líquido consumido, lo cual produce una deshidratación. De ahí proviene esa sensación de sed, sequedad y lengua acorchada de la resaca.

Lo que más ayuda, como se dice vulgarmente, es “ morder al perro que nos mordió “, es decir, tomar pequeñas cantidades de alcohol a intervalos, junto con mucho líquido para contrarrestar la deshidratación. Esto ayuda a que los síntomas de la resaca desaparezcan más rápidamente. Y no es solo una recomendación, es un hecho comprobado, pero al mismo tiempo un círculo vicioso porque al fin Y al cabo, aumentar la dosis de alcohol agrava el problema.

¿Qué es bueno para quitar la resaca?

Algo muy clásico para luchar contra la resaca es un ponche de leche o un coñac, la resaca es tan solo una muestra del síndrome de abstinencia que el alcohol puede llegar a causa. Aunque ya no se utiliza este método, antes solía tratarse este síndrome con alcohol en Personas que sufrían un alcoholismo acusado.

El Ibuprofeno se utiliza en ocasiones para la resaca porque calma el dolor de cabeza sin irritar, como la aspirina, los tejidos gastrointestinales. Otro remedio muy popular es el Alka-Seltzer, ya que al tiempo que calma el dolor, estimula y tomarlo como líquido ayuda a que el cuerpo recupere sus fluidos.

¿Cómo quitar el malestar de la resaca?

¿Qué hacer al día siguiente de haber bebido alcohol?

Ingerir más líquidos. 

El primer tratamiento que se hace cuando tenemos una resaca es la hidratación. Lo mejor para la hidratación es beber agua. Si llegamos a casa después de esta típica fiesta nocturna, trata de beber tanta agua como puedas antes de ir a la cama. Sólo haciendo esto, vas a minimizar el dolor de cabeza que vas a sufrir al día siguiente.

Esta agua también es reemplazable por bebidas isotónicas que también reemplazan todas estas sales minerales perdidas en la orina.

También podemos beber leche, porque también contiene cisteína. La cisteína es un aminoácido que ayuda con todo el acetaldehído producido por la degradación del alcohol en nuestro hígado.

Finalmente, podemos beber jugos naturales, uno en particular, que funciona bastante bien, es el jugo de tomate, ¿por qué? Porque el zumo de tomate contiene vitaminas B, que nos ayudarán a superar mejor la resaca.

Comer pequeñas cantidades, cada dos o tres horas

Si tu estómago lo tolera, lo ideal es que comas algo, y algo que funciona es comer frutas o huevos. ¿Por qué el huevo? Porque también contiene cisteína, y ayudará a eliminar todo este acetaldehído producido en el hígado. Nuestro hígado está trabajando más de lo normal, porque intenta eliminar todo el alcohol extra que hemos bebido.

El alcohol produce una excesiva secreción de insulina, con lo cual el nivel de azúcar en la sangre desciende. Al comer, el nivel de azúcar en la sangre aumenta Y proporciona la alimentación necesaria sin forzar el débil tracto gastrointestinal. Es recomendable no efectuar una comida normal hasta que el aparato digestivo se haya recuperado por completo.

Tomar Ibuprofeno para el dolor de cabeza

Si tomamos un paracetamol para el dolor de cabeza significará aún más trabajo para el hígado porque tiene que degradarlo también. En este caso, recomendamos tomar ibuprofeno.

Si después de esta ingesta masiva de alcohol, sientes dolor de estómago o gastritis, podemos tomar un protector gástrico como Omeprazol o Almagato. Estos aliviarán estos efectos gástricos comentados y permitirán la ingestión de esos alimentos, esas frutas y beber esos líquidos, muy necesarios para eliminar la resaca.

Tomar 1 g (1000 mg) de vitamina C dos veces al día, durante dos días.

La vitamina C protege el cuerpo contra el daño que el alcohol produce en las células.

Tomar un complejo de vitamina B dos veces al día

El alcohol impide su absorción y la utilización de este importante grupo vitamínico, fundamental para el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Con este programa te sentirás mejor y empezarás a reparar el daño que hayas causado al cuerpo. No hay nada más efectivo que esto.

Algunas personas toman una mezcla de zumo de tomate, un huevo, pimienta y salsa de Tabasco.

Esta mezcla tiene algunas ventajas: el zumo ayuda a recuperar líquidos y contiene vitamina C. El huevo es muy nutritivo. No obstante, si tienes gastritis, la pimienta y la salsa Tabasco lo único que harán es avivar el fuego.

Conclusión

Lo mejor que se puede hacer ante todo, es evitar la resaca. Si bebes, procura hacerlo con medida. Come proteínas e hidratos de carbono antes de beber.

La comida ayuda a reducir el ritmo de absorción del alcohol y te ayuda a tolerarlo mejor.

Aquí te dejamos un video del Dr. Bueno donde te explica con más detalle estos remedios para la resaca.

Recent Content